martes, 14 de junio de 2011

Por no estar Yesa recrecido Zaragoza consume agua del Canal Imperial y de La Loteta

Esta decisión, forzada por el déficit en que se encuentra el sistema de Bardenas, sirve para garantizar el abastecimiento manteniendo los criterios de calidad y porque Yesa no cuenta de reserva para Zaragoza mientras no haya recrecimiento.

La capital aragonesa consume desde hoy agua de la Loteta, procedente del Pirineo, ya que el suministro de agua de boca que se estaba realizando en precario y de forma provisional desde el sistema Yesa-Bardenas ha quedado suspendido temporalmente por la situación deficitaria en la que se encuentran actualmente las reservas del embalse y de todo el sistema, incluidas las balsas laterales, y por la necesidad de afrontar con ellas la campaña en la Zona Regable de Bardenas.

Este abastecimiento se retomará en cuanto la situación climatológica favorezca un aumento de las reservas del embalse y la situación del sistema de riego lo permita. Mientras tanto, la Confederación Hidrográfica del Ebro y el Ayuntamiento de Zaragoza han acordado realizar un suministro combinando agua procedente de La Loteta, embalse actualmente en pruebas de llenado, y del Canal Imperial de Aragón.

Durante los dos años hidrológicos anteriores, dada la bonanza en la situación de las reservas de Yesa, Zaragoza y su entorno se han beneficiado de este abastecimiento con agua del Pirineo procedente del río Aragón. El suministro siempre ha estado condicionado a la disposición de recursos en Yesa y a las necesidades de la Comunidad General de Regantes del Canal de Bardenas, que es la titular de los derechos concesionales del sistema.


Uso por primera vez


La nueva situación de las reservas conlleva el uso por primera vez de la Loteta para el abastecimiento de Zaragoza y su entorno. Este embalse se encuentra actualmente en fase de puesta en carga o pruebas de llenado y es una de las piezas principales del sistema de abastecimiento de agua desde Yesa, ya que, cuando se encuentre totalmente operativo, servirá para el almacenamiento de recursos procedentes de la acequia de Sora.

La Confederación Hidrográfica del Ebro y el Ayuntamiento de Zaragoza han decidido que, a partir de hoy, el abastecimiento se realice con una combinación de agua procedente de La Loteta y del Canal Imperial de Aragón, lo que permitirá mantener buenos parámetros de calidad, aunque sin llegar lógicamente a la excelencia de Yesa.

La intención del Ayuntamiento de Zaragoza de favorecer un sistema de infraestructuras que garantizase agua del Pirineo para abastecer a la ciudad se materializó en el verano de 2009 cuando llegaron al 50% los primeros caudales procedentes del río Aragón. El 1 de julio del año pasado se pudieron abrir las compuertas por completo para disfrutar de este recurso, aunque el abastecimiento quedó condicionado a las necesidades de los regantes de Bardenas.

Ahora con los efectos del déficit del sistema de Bardenas, el Ayuntamiento de Zaragoza y la Confederación Hidrográfica del Ebro han puesto en marcha una estrategia alternativa que permite mantener los criterios de calidad y que, aunque el agua de consumo verá aumentada su dureza durante esta etapa excepcional, mejora los parámetros anteriores a la llegada de agua del Pirineo.

La Comisión de Seguimiento ya existente, formada por representantes de las dos instituciones, ha programado una reunión para los próximos días, a fin de evaluar la nueva situación.

Hay que recordar que actualmente Zaragoza no es titular de derechos concesionales del sistema de Bardenas y que su abastecimiento desde el mismo sólo estará garantizado una vez se concluyan las obras de recrecimiento previstas en el embalse de Yesa. Además, tanto la capital como el resto de municipios del entorno cuentan con otras vías de suministro.