martes, 11 de octubre de 2011

La tasa anual de inflación repunta tras cuatro periodos consecutivos de descensos, situándose en el 3,2% en Aragón

 

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios aumentaron dos décimas en Aragón en el mes de septiembre respecto al mes precedente, lo que situó la tasa anual de inflación en el 3,2%. De forma similar, en el conjunto de España los precios aumentaron dos décimas respecto al mes precedente, de modo que la tasa anual de inflación fue del 3,1% en septiembre. Con ello, la inflación crecía tanto en Aragón como en España, tras cuatro meses consecutivos de descensos.

Por su parte, en la Eurozona la tasa de inflación en septiembre repuntó con mayor intensidad, hasta el 3,0% en tasa anual, desde el 2,5% de agosto. De esta forma, los diferenciales desfavorables se estrecharon hasta quedar en tan sólo dos y una décimas en Aragón y España, respectivamente.

El aumento mensual de dos décimas en los precios aragoneses fue consecuencia de la finalización del periodo de rebajas, del inicio del nuevo curso escolar y del nuevo incremento del precio del petróleo. En efecto, el petróleo cotizó en septiembre a un precio medio de 112,7 dólares/barril en su calidad Brent, un 2,3% por encima del mes anterior. Por el contrario, sólo los grupos de consumo más relacionados con el turismo fueron los que empujaron a la baja, reflejo de la finalización del periodo vacacional.

Así, por comparación con el mes precedente, las mayores subidas de los precios en Aragón se anotaron en vestido y calzado (3,7%) por la nueva temporada de moda, en bebidas alcohólicas y tabaco (3,6%) debido principalmente a la subida de los precios del tabaco, y en enseñanza (1,1%). A su vez, aunque con tasas menos intensas, los precios también crecieron en transporte (0,6%) y vivienda (0,2%), reflejando el incremento del precio del petróleo, y en alimentos y bebidas no alcohólicas (0,3%), menaje (0,3%) y medicina y comunicaciones (0,1%, ambas). En sentido contrario, el fin del período vacacional se refleja en las bajadas de precios de ocio y cultura (-2,3%) y hostelería (-1,6%).

En términos interanuales, la evolución de la inflación sigue respondiendo en buena medida a los precios de la energía. El petróleo era en septiembre un 45% más caro que un año antes, lo que se refleja en las tasas anuales de los grupos de consumo de transporte (7,6%) y vivienda (7,9%).

Un mes más encontramos como uno de los grupos de consumo más inflacionarios es el de bebidas alcohólicas y tabaco, que con una tasa anual del 9,7% sigue recogiendo, además de un incremento de los precios del tabaco, frente a su estabilidad en septiembre del pasado año, el efecto del aumento de los impuestos especiales sufrido en el pasado mes de diciembre.

A gran distancia se sitúan los restantes grupos de consumo, encabezados por enseñanza (2,8%), alimentos y bebidas no alcohólicas (2,3%). Con tasas inferiores al 2,0% anual encontramos a menaje (1,5%), hoteles cafés y restaurantes (0,9%), ocio y cultura (0,6%) y vestido y calzado (0,1%). Para finalizar, dos grupos de consumo han reducido sus precios en los últimos doce meses, se trata de la medicina (-0,4%) y de las comunicaciones (-1,2%).

Se puede seguir afirmando, por tanto, que en la evolución de la inflación sigue siendo visible la debilidad del consumo de las familias. Ello se corrobora al observar la evolución de la inflación subyacente (aquella que elimina del índice general los alimentos no elaborados y los productos energéticos), cuya tasa anual en septiembre se situó en el 1,6% en Aragón, una décima más que en el periodo precedente, representando prácticamente la mitad de la inflación general. En el conjunto de España, la inflación subyacente en septiembre también era una décima superior a la del mes previo, del 1,7% en tasa anual.

Por provincias aragonesas, Huesca sigue resultando la más inflacionista con una tasa anual del 3,7% en septiembre, seguida de Teruel con un 3,4% mientras en Zaragoza la tasa fue del 3,1%.

En la última reunión del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), celebrada el pasado día 6 de octubre, se mantuvo sin variación el tipo de interés oficial en el 1,5% tras la subida de 0,25% realizada el mes de julio. Para el BCE, la entidad la inflación sigue siendo elevada, algo que se espera continúe los próximos meses para posteriormente descender. Es por ello que, a pesar del moderado crecimiento económico que se espera en la zona y de la intensificación de los riesgos a la baja, decidió no bajar los tipos de interés e insistió en la importancia de anclar las expectativas de inflación en la zona del euro en línea con el objetivo de mantener la inflación


--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión