miércoles, 27 de julio de 2011

Van Lacke y Rubio son los elegidos por el CAI Zaragoza


El CAI Zaragoza tiene dos nombres en la mesa para terminar de pulir su plantilla. Se trata de Fede Van Lacke y Guillem Rubio, dos hombres que ayudarían a completar el obligado cupo de cuatro jugadores de formación impuesto por la ACB y en el que la entidad rojilla sólo cuenta con Pablo Aguilar y casi con total seguridad con Carlos Cabezas. Los aragoneses se han asegurado la presencia del malagueño en el equipo salvo que llegue una oferta del extranjero, algo que parece improbable.

Van Lacke es argentino y jugó la última temporada en el Blancos de Rueda Valladolid. A sus 31 años, el sudamericano mantiene el pasaporte español por lo que serviría para reforzar la posición de escolta, donde el CAI sólo cuenta con Bracey Wright, convirtiéndose en el tercer jugador de formación. Van Lacke, de 1,91 metros de altura, quiere asegurarse un buen último contrato al encontrarse en la recta final de su carrera deportiva, algo que los pucelanos parecen no estar dispuestos a ofrecerle

En su última campaña en ACB ha promediado 8,4 puntos, con un 33% en triples, 60% en tiros de dos y 76% desde la línea de personal, para un total de 8,80 de valoración. Unos números que no se acercan a los de Paolo Quinteros, anterior escolta titular, pero que sí podrían ayudar a completar una plantilla a la que le faltan piezas para poder aspirar a consolidarse en la máxima competición nacional y pelear por los playoffs.

Por otro lado, Guillem Rubio llegaría del Unicaja de Málaga para ocupar el puesto dejado por el capitán Darren Phillip. Hasta el momento, sólo Pablo Aguilar se erige como ala pívot en el equipo, con la posibilidad de que Jacob Burtschi actúe de "4" en situaciones puntuales como ya hiciera David Barlow la temporada pasada. El australiano, por cierto, se encuentra en la órbita del Power Electronics Valencia y de Cajasol.

Rubio tiene todavía un año de contrato más en tierras malagueñas y el club no se decide a dejarle salir por el tema de los cupos aunque se encuentre en la lista de prescindibles. El CAI Zaragoza tiene claro que debe ser el acompañante en la pintura de Aguilar, Hettsheimeir y Archibald, pero la operación no es nada sencilla y se prolonga en el tiempo desde hace casi dos meses. En la última campaña, el ala pívot de 2,02 ha anotado 4,2 puntos por partido con un aceptable 51% en tiros de dos para un 5,30 de valoración en un total de quince minutos por choque.

Se desconocen de momento segundas opciones para estos jugadores, aunque la dirección deportiva con Willy Villar a la cabeza tiene tiempo suficiente para completar la plantilla. Los jugadores vuelven a los entrenamientos el 22 de agosto ya que la Liga Endesa no comienza hasta el fin de semana del 8 ó 9 de octubre. 


--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión