miércoles, 16 de marzo de 2011

Zaragoza recoge el Premio al Incremento de la Biodiversidad por su proyecto de conservación del cernícalo primilla

16/03/2011. El galardón ha sido entregado por la ministra de Medio Ambiente, está dotado con 100.000 euros, y contempla la rehabilitación de la cubierta de una paridera ubicada en el monte de Peñaflor sobre la que esta ave protegida construye sus nidos en primavera
 

Zaragoza, miércoles 16 de marzo de 2011.- La ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, rosa Aguilar, ha entregado esta mañana en Madrid el premio al proyecto "Rehabilitación de paridera para la mejora del hábitat de nidificación del cernícalo primilla en el monte patrimonial vedado de Peñaflor", realizado por el Ayuntamiento de Zaragoza, que ha sido uno de los ganadores del III Concurso de Proyectos para el Incremento de la Biodiversidad que organiza la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Por parte del consistorio zaragozano ha recibido el galardón el concejal de Educación, Parques y Jardines y Protocolo, Luis Alberto Laguna.

Los 100.000 euros con los que está dotado el premio se van a invertir en la rehabilitación de la cubierta de una paridera ubicada en terrenos de propiedad municipal, concretamente en el monte de Peñaflor, con el objetivo fundamental de mejorar el hábitat y facilitar el proceso de nidificación del cernícalo primilla, contribuyendo así a la conservación de esta especie rapaz.

La Federación Española de Municipios y Provincias concede anualmente estos premios con el objetivo de financiar los mejores proyectos nacionales dirigidos a armonizar las políticas de sostenibilidad y conservación encaminadas al incremento de la biodiversidad. La entrega de premios pone fin a las Jornadas Gobiernos Locales y la Estrategia de Biodiversidad en el Horizonte 2020 que organiza la FEMP.

Un ave amenazada de interés especial

La población de esta ave protegida pasó de las 100.000 parejas censadas en España a finales del siglo XIX, a poco más de 5.000 a principios de los años 90 del siglo pasado, por lo que el cernícalo primilla fue catalogado en 1990 como especie amenazada de interés especial. En torno al año 2000 la población de esta ave había comenzado a recuperarse hasta alcanzar las 12.000 parejas censadas en toda España, de las cuales 600 se encontraban en Aragón. Desde 1995, el cernícalo primilla está catalogado en Aragón como especie sensible a la alteración de su hábitat.

Aunque es algo más pequeño que el cernícalo común, esta ave suele ser confundida con su pariente. El cernícalo primilla tiene una longitud de entre 30 y 35 centímetros y una envergadura de 60 a 67 centímetros con un peso que, en edad adulta, ronda entre los 120 y los 145 gramos. En plumaje adulto los machos tienen la cabeza gris azulada y el dorso y las partes superiores de las alas marrón rojizo sin las manchas negras que caracterizan al cernícalo común. Por otro lado, los cernícalos primilla son aves más coloniales, por lo que suelen encontrarse en colonias cuyo número de parejas es muy variable, desde dos o tres a más de cien. Se trata de un ave migratoria que llega a Europa en primavera y que se retira a África en otoño, aunque algunos machos adultos pueden permanecer en las zonas más meridionales de España durante el invierno. Los machos adultos llegan antes que las hembras a las colonias para disponerse a iniciar la reproducción. Ponen entre dos y cinco huevos que eclosionan a los 28 días aproximadamente.



--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión