viernes, 11 de marzo de 2011

Los 16.000 semáforos que regulan el tráfico en la ciudad de Zaragoza cuentan ya con luces de LED

Los 38.400 focos instalados a partir de noviembre de 2007 ofrecen una cantidad de luz cuatro veces superior a las lámparas de incandescencia
 
Al consumir un 85% menos de energía, el Ayuntamiento ahorrará al año 8,41 millones de kw/h evitando la emisión de 4.825 toneladas de CO2
 
Desde un punto de vista económico el ahorro municipal en la factura eléctrica ascenderá hasta los 1.051.200 euros anuales
Zaragoza, viernes, 11 de marzo de 2011.- La totalidad del tráfico de la ciudad de Zaragoza se encuentra desde hoy completamente regulado por semáforos dotados con luces de LED (Light Emitting Diode, Diodo Emisor de Luz en español) que, en comparación con las anteriores luces de incandescencia, aportan considerables ventajas tanto desde un punto de vista de la seguridad vial como en materia de sostenibilidad, así como un importante ahorro en la economía municipal. De esta manera Zaragoza se convierte así en una de las primeras de las grandes ciudades de España en incorporar a toda su red semafórica esta nueva tecnología, que ofrece una cantidad de luz hasta cuatro veces superior a la que permitían los anteriores semáforos.
 
Al multiplicar por cuatro la cantidad de luz que ofrecían las tradicionales luces semafóricas, los 38.400 focos de luces de LED instalados en los 16.000 semáforos de Zaragoza (repartidos en unos 640 cruces semaforizados) aumentan la seguridad vial de la ciudad al incrementar su visibilidad. Además, el rendimiento de una lámpara incandescente disminuye al 80% cuando su vida sólo se ha gastado en un 10%, y de ahí hasta el fin de su vida útil, un año aproximadamente, disminuye su rendimiento hasta el 50%. Por el contrario el rendimiento de los focos de LED llega al 80% de eficacia a los cinco años y disminuye hasta el 50% al final de su vida útil (ocho años), pero incluso en ese momento los focos de LED están dando el doble de luz que una lámpara de incandescencia nueva.
 
Desde un punto de vista ecológico, las ventajas de estos nuevos semáforos son también destacables, ya que al consumir menos energía se evita la emisión a la atmósfera de miles de toneladas de CO2. Con estos nuevos focos de LED el consumo de energía por parte del Ayuntamiento de Zaragoza se reducirá en 8,41 millones de kw/h al año gracias a que su consumo energético es de hasta un 85% inferior al de las lámparas de incandescencia. Mientras estas últimas consumen 70 vatios, los focos de LED sólo consumen 10 vatios. Al necesitar menos energía, con la instalación de este tipo de luces en los semáforos de Zaragoza se evitará la emisión a la atmósfera de 4.825 toneladas de CO2 anuales.
 
Un ahorro de más de un millón de euros al año
 
A las ventajas ecológicas y en seguridad vial que aportan los focos de LED se une el ahorro económico que genera su menor consumo de energía. Teniendo en cuenta la tarifa eléctrica contratada por el Ayuntamiento de Zaragoza, el ahorro anual en energía con estos nuevos semáforos alcanzará los 1.051.200 euros anuales. Por otro lado, la duración estimada de un foco de LED es, según el fabricante, de 70.000 horas. Considerando que como la media de encendido de cada foco es de 0,70 por ciclo semafórico, esto supone que su duración aproximada es de 100.000 horas, por lo que cada foco tiene una vida útil media de 11,5 años.
 
La inversión realizada para la instalación de los 38.400 focos de LED ha sido de 4,5 millones de euros, que han sido financiados con cargo a las partidas anuales de Conservación Semafórica del Ayuntamiento de Zaragoza y con ayudas obtenidas por parte del IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía) y de los fondos FEIL (Fondo Estatal de Inversión Local).
 
Primeras pruebas en la Avenida de los Pirineos en 2007
 
La instalación de los primeros focos de LED en los semáforos de la ciudad de Zaragoza se remonta al año 2007, cuando vistas las ventajas que ofrecían este tipo de luces se comenzaron a realizar pruebas en la avenida de los Pirineos a la vez que se realizaban test en la Sección de Semáforos para evaluar su eficiencia y calidad. El resultado de estas pruebas fue un éxito, por lo que se procedió a indicar a los proyectistas de la Expo y de ZAV que los incluyeran en los proyectos que se estaban llevando a cabo, con el objetivo de ser inaugurados en la Expo de 2008. Asimismo, a partir de entonces los focos de LED se incluyeron en todos los proyectos que el Servicio de Movilidad Urbana realizaba en materia de semáforos.
 
 
--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión