martes, 29 de marzo de 2011

El Galacho de Juslibol cuenta desde hoy con un nuevo grupo de 53 voluntarios zaragozanos

 

Los voluntarios firmarán esta tarde en el Ayuntamiento de Zaragoza su compromiso con la difusión y protección de este importante humedal

Los 49 activistas de 2010 recibirán asimismo sus diplomas acreditativos por las 1.288 horas de voluntariado realizadas a lo largo del año pasado


Zaragoza.- El duodécimo turno de voluntarios del Galacho de Juslibol comienza hoy su apoyo altruista a la difusión y protección de este importante humedal de la ciudad de Zaragoza con la firma de su compromiso de voluntariado. El acto, que dará inicio a partir de las 20,00 horas en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Zaragoza, estará presidido por el concejal de Medio Ambiente, Jerónimo Blasco, quien será el encargado de recibir al nuevo grupo de 53 voluntarios, así como de entregar los diplomas acreditativos a los 49 voluntarios que el año pasado dedicaron 1.288 horas a la promoción y conservación del Galacho de Juslibol.

Cada uno de los 53 componentes del nuevo grupo de voluntarios se compromete a realizar un mínimo de 7 sesiones de trabajo anuales de media jornada, a las que hay que añadir la Sesión de Evaluación, la Jornada de Formación Básica y dos sesiones de fijación de objetivos por grupo de trabajo. Los periodos para desempeñar sus funciones en tareas de conocimiento, mejora y conservación del Galacho de Juslibol comprenden los meses de abril a julio y de septiembre a noviembre. De los 53 voluntarios de este año, 22 son nuevos en esta labor y 31 repiten.

El grupo de voluntarios del Galacho Juslibol es el más antiguo de los colectivos de voluntariado que colaboran con el Ayuntamiento de Zaragoza en temas de educación medioambiental. Actualmente los voluntarios que prestan su servicio altruista en el Galacho se encuentran en proceso de integración dentro del Cuerpo de Voluntariado Municipal, manteniendo su especificidad y tareas medioambientales dentro del espacio natural zaragozano.

Mayor presencia de mujeres

Entre el grupo de voluntarios, cuya edad oscila entre los 20 y 64 años, predominan las mujeres, algo que es una constante en este tipo de grupos altruistas que está abierto a todos los mayores de edad interesados en el Medio Ambiente. El Programa de Voluntariado del Galacho de Juslibol, en cuyo plan formativo colabora la Caja de Ahorros de la Inmaculada (CAI), comenzó en el año 2000 y ha supuesto la incorporación de más de 300 personas a un proyecto que ha contribuido a las acciones de conocimiento, mejora y conservación de este importante humedal zaragozano que impulsa el Ayuntamiento de Zaragoza.

Por otro lado, los 49 voluntarios de 2010, pertenecientes al onceavo turno de voluntariado y que esta tarde reciben en el Salón de Plenos del Ayuntamiento los diplomas acreditativos por su labor altruista, realizaron el año pasado un total de 78 sesiones de trabajo. Todos estos voluntarios se dividieron en diferentes grupos de actividad, que se repartieron en tres acciones: Información, Mantenimiento y Estudio de Aves.

El grupo dedicado a Información se centró en difundir entre los visitantes la importancia de las plantas del jardín estepario, su valor en el ecosistema y los usos tradicionales que, durante siglos, les han dado los zaragozanos. Estos voluntarios también colaboraron en difundir la problemática relacionada con las especies invasoras y el peligro de su introducción en espacios naturales como el Galacho de Juslibol, así como en jornadas especiales como el Día de Puertas Abiertas, que congregó a medio millar de visitantes, la IV Edición de la Contada de Cuentos o el control mensual de la calidad del agua del Galacho. Otro de los grupos se ocupó del Mantenimiento, cuya principal función consiste en la conservación de los diferentes elementos del humedal. Asimismo, participaron en actividades de naturalización de tres pequeñas lagunas situadas frente al Centro de Visitantes para favorecer la presencia de invertebrados acuáticos y anfibios, y llevaron a cabo tareas de control sobre la vegetación exótica mediante la poda manual de pequeños ejemplares favoreciendo la colonización del espacio por vegetación autóctona, tareas de limpieza de grafittis y de recogida de basuras depositada por el río en las épocas de crecida o la señalización del itinerario autoguiado mediante el empleo de cantos rodados. El tercer grupo de voluntarios se dedicó al Fomento de la Avifauna en la laguna artificial del Plano con el objetivo de evaluar la recuperación de la presencia de aves acuáticas reproductoras en el humedal una vez retirados los peces pertenecientes a especies exóticas. También participaron en la colocación de cajas-nido y en la instalación de comederos en época invernal.

Medio siglo de Historia

El Galacho de Juslibol es uno de los espacios naturales más importantes del término municipal de Zaragoza y representativo de la dinámica fluvial del valle medio del Ebro. Este año se cumple el 50 aniversario de su formación coincidiendo con la mayor crecida del río durante el siglo XX. La superficie del Galacho consta de 110 hectáreas de extensión con una gran variedad de ambientes que van desde el antiguo cauce fluvial hasta los lagos, estepas y soto. El Ayuntamiento de Zaragoza lleva 25 años de trabajos en la conservación de este relevante patrimonio natural dando a conocer la zona y sensibilizando sobre la necesidad de desarrollar comportamientos responsables



--
Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión