martes, 9 de marzo de 2010

16 propuestas para la candidatura de Zaragoza a la Capitalidad Cultural Europea en 2016

9.3.2010.

 


En Aragón Liberal

El estudio "Zaragoza transforma el Centro" plantea la oportunidad que la candidatura representa para repensar el Casco Histórico en clave social, económica, cultural y urbanística, para superar las barreras interiores entre las distintas zonas y dotarlo de una identidad propia que supere el actual concepto de "barrio de barrios"

08/03/2010. Zaragoza, lunes, 8 de marzo de 2010.- La candidatura de Zaragoza a la Capitalidad Cultural Europea en 2016 es una oportunidad para revitalizar el Casco Histórico y que se convierta en el espacio privilegiado de la vida social y cultural del la ciudad.

Los autores del estudio son los arquitectos Manuel Castillo y Teófilo Martín, que han realizado en los últimos meses un amplio proceso de investigación y consultas, en el que se han llevado a cabo más de 50 reuniones con asociaciones, entidades, colectivos sociales y profesionales que desarrollan su labor en el Casco Histórico, y que han servido de base para la realización de este trabajo.

Como se recordará, el pasado mes de octubre la sociedad municipal Zaragoza Vivienda les encargó, tras el correspondiente concurso, la redacción de este estudio por un importe de 70.000 euros, y con un plazo de ejecución de 6 meses, en el ámbito del actual Plan Integral del Centro Histórico (PICH).El equipo redactor ha llevado a cabo el trabajo centrándose en estos aspectos:

Movilidad. Espacio Público.

Polos de Atracción Cultural.

Medio Ambiente y Vías Verdes.

Multifuncionalidad del Centro.

Participación ciudadana.

El documento que hoy se ha presentado, que tiene las características de Avance, será sometido a partir de ahora a un intenso proceso de información y participación pública durante un período de 2 meses. Para ello, se realizará una exposición durante todo este tiempo en la sede de la Junta Municipal del Casco Histórico, una segunda exposición idéntica que rotará entre el Centro de Historia, el Colegio de Arquitectos y la Junta Municipal de la Margen Izquierda, se llevarán a cabo charlas y mesas informativas para explicar su contenido y favorecer la participación y se difundirá a través de la web municipal toda la documentación, para lo que se ha creado un servicio con el objeto de recabar el mayor número posible de aportaciones ciudadanas.

Este servicio consiste en un formulario para enviar las aportaciones y un listado con las aportaciones enviadas por los ciudadanos..

Una oportunidad para repensar el Casco Histórico

Una de las principales conclusiones a las que se llega en el estudio es que, independientemente de que se consiga el objetivo final de la designación de Zaragoza como Capital Cultural Europea en 2016, la candidatura en sí misma es una gran oportunidad para repensar el Casco Histórico en clave social, económica, cultural y urbanística, especialmente para las zonas de San Pablo, La Magdalena y el Casco Romano, porque, como dice una de sus principales ideas-fuerza, "la cultura transforma el Centro". A ella hay que añadir otros dos conceptos centrales que arroja el estudio: la necesidad de superar, mediante la participación y la integración social, las actuales barreras existentes entre las distintas zonas del Casco Histórico para construir una IDENTIDAD común y atractiva que todos los zaragozanos, no sólo los residentes, sientan como un valor propio, y la adopción de una serie de medidas urbanísticas y estructurales que mejoren la CALIDAD DE VIDA Y DEL ESPACIO PÚBLICO y, en consecuencia, la actividad humana y los servicios que tienen lugar en la zona.

La primera de las conclusiones a la que han llegado los autores del estudio es la necesidad de "potenciar otras formas de hacer" en el Casco Histórico, para que cristalicen las múltiples miradas y reflexiones que sobre este espacio se vienen produciendo desde diferentes ámbitos y colectivos: hay que revisar, a la luz de experiencias de los últimos años y de las nuevas circunstancias políticas, sociales y económicas, todas las estrategias e iniciativas, públicas y privadas, que hasta ahora se encontraban dispersas e inconexas entre sí.

El estudio concreta en 16 aspectos fundamentales su visión del Centro Histórico y de las distintas actuaciones que se deberían llevar a cabo en él, encuadradas en 4 ámbitos distintos: sociedad y participación, movilidad, cultura y sostenibilidad. Las propuestas y objetivos son los siguientes:

1.- Un espacio de participación: conseguir que este trabajo, fruto de una participación previa, tenga como resultado una amplia participación y consenso político.

2.- Identidades compartidas: Es un barrio de barrios, y han que reducir las diferencias y eliminar las barreras entre ellos. Una de las principales propuestas es el impulso de un espacio de trabajo que agrupe a todas las entidades implicadas y promueva la revitalización de una manera integral y ordenada.

3.- Un barrio saludable para vivir, jugar, pasear: convertir el Centro Histórico en un espacio atractivo para vivir, continuando y reforzando las políticas de rehabilitación, accesibilidad, mejorando las comunicaciones, adecuando espacios sin usos ("Esto no es un solar"), etc.

4.- Zaragoza, Capital del Ebro. Un río, dos márgenes: reforzar el río como elemento de centralidad en la ciudad, dotando a ambas márgenes de mayor actividad y mejor accesibilidad.

5.- Potenciar los recorridos transversales Este - Oeste: eliminación de las "barreras" simbólicas y urbanas entre los barrios del Centro Histórico, potenciando los desplazamientos y la comunicación entre ellos.

6.- El Centro Histórico se mueve con calma: reducir significativamente el tráfico privado y el aparcamiento de superficie, potenciando el transporte público, la bicicleta y los recorridos peatonales.

7.- Calles vivas, plazas temáticas, patios abiertos: Llevar la vida, el arte, el comercio y la fiesta a las calles, plazas y patios interiores.

8.- Vacíos para llenar de ideas: evitar el progresivo vaciamiento del Centro Histórico, apostando por reutilizar el patrimonio existente (edificios, viviendas y locales).

9.- El Casco Histórico renace con su patrimonio: potenciar su conocimiento y utilizarlo como elemento diferenciador y atractivo, tanto patrimonio religioso como civil, arte público e incluso patrimonio inmaterial.

10.- Territorio Erasmus: instalar en él centros de formación universitaria y servicios para estudiantes y profesores, como una interesante herramienta para el impulso y desarrollo de esta estrategia.

11.- Cultura y turismo: convertirlo en un destino turístico y cultural, con el objetivo para 2016 de duplicar el número de visitas anuales.

12.- Espacio social de innovación y creatividad: atraer a personas y empresas emprendedoras en el ámbito de las TIC, del diseño, de la innovación, de la creatividad y de la iniciativa social transformadora.

13.- Distrito comercial abierto: creación de una oferta comercial amplia, especializada, con iniciativa e imaginación.

14.- El Arrabal, un barrio con encanto: convertir el arrabal viejo en un conjunto urbano de calidad, fortaleciendo la Margen Izquierda del Ebro con proyectos de ciudad.

15.- Territorio cosmopolita: Potenciar la convivencia intercultural y cosmopolita fomentando las actividades de intercambio, incorporando a los inmigrantes en actividades de innovación, creatividad y cultura.

16.- Espacio para las culturas europeas: poner en valor la cultura europea como elemento vertebrador de la ciudadanía europea y de sus instituciones, promoviendo, entre otras iniciativas, que nuestra ciudad sea sede de un proyecto cultural europeo (Observatorio Europeo de la Cultura).

Está previsto que este documento, con la consideración de Avance, sea aprobado mañana por el Consejo de Administración de la sociedad municipal Zaragoza Vivienda, para ser luego ratificado por los órganos municipales y sometido de forma inmediata a información pública, para que instituciones, entidades, conectivos y ciudadanos puedan aportar sus ideas y alternativas de cada a su redacción y aprobación definitivas