viernes, 22 de enero de 2010

Zaragoza: Moreno cree que reducir la velocidad a 30 km/h en 50 calles es “innecesario”

 
 El Concejal del PP acusa a Belloch de estar "sometido" al Observatorio de la Bicicleta, "olvida los intereses de la mayor parte de la población y tira el dinero en obras no prioritarias"
 
Quiere saber cómo afectará la medida al transporte público y los sobrecostes que podrían producirse en este servicio
 
 
 
 
   22 enero 2010.- El Concejal del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha manifestado su desacuerdo con el proyecto del equipo de gobierno de invertir 300.000 euros del FEESL de 2010 para la reducción de la velocidad a 30 Km/h en 50 calles de la ciudad. Moreno considera que esta propuesta es "innecesario" y, desde luego, "no resulta prioritaria en estos momentos de crisis". En este sentido, los populares creen que la decisión de actuar sobre esas calles es una imposición del Observatorio de la Bicicleta, "un órgano que está sometiendo al alcalde Belloch y que ha pasado a dirigir las políticas de movilidad de la ciudad de Zaragoza sin tener en cuenta los intereses de quienes no circulan con bicicleta, que son la  mayor parte de la población. No puede ser que un observatorio dirija todas y cada una de las acciones de la Señora Dueso, chantajeada por su socio presupuestario".
 
   Por eso, los populares han exigido al área de Servicios Públicos los informes municipales que avalan el planteamiento de reducir la velocidad a 30 km/h en 50 vías, cuestión por la que José María Moreno ha preguntado en la Comisión de Servicios Públicos que se celebrará el lunes de la semana que viene. Del mismo modo, el edil del PP quiere saber si ha existido algún debate con los vecinos y colectivos de las zonas afectadas, ya que "estamos acostumbrados a la política de hechos consumados, cuando la realidad es que decisiones de este tipo afectan a miles de personas, a comercios y a transportistas. ¿Ha habido algún proceso de participación ciudadana? Con el Grupo Municipal, desde luego que no, pero es que además no existe una demanda social que lo justifique, como tampoco conocemos los criterios técnicos que lo avalan".
 
   Moreno ha advertido de que esta medida exige además otro tipo de explicaciones sobre las afecciones al tráfico rodado y sobre los costes añadidos que tendrá para el transporte público de la ciudad, cuestiones que la propia Consejera Dueso ya ha reconocido en alguna ocasión y que, en el pasado, llevó al equipo de gobierno a desechar la reducción de la velocidad en las calles del centro de Zaragoza. Por eso, el Concejal ha indicado que "la ciudad de Zaragoza tiene en este momento necesidades mucho más importantes que la colocación de señales de limitación de velocidad y la implantación de resaltos en la calzada. ¿Es ésa la prioridad cuando hay cientos de calles que necesitan mejoras? Creemos que los fondos del FEESL se están desperdiciando en cuestiones innecesarias en este momento".