miércoles, 11 de noviembre de 2009

Cena de Ainkaren, la casa cuna de Zaragoza

11.11.2009.

Entrevista a Teresa González fundadora de la Casa Cuna Ainkaren en Zaragoza


Por: Nerea Resa para Aragón Liberal

Este viernes la Casa Cuna Ainkaren celebrará una cena-homenaje en Zaragoza. Para los que estén interesados en colaborar con el acto, todavía están a tiempo.

Teresa González es la fundadora de la Casa Cuna Ainkaren en Zaragoza, una persona comprometida con la vida.

Para quién todavía no la conozca ¿En qué consiste la Casa Cuna Ainkaren?

Ainkaren es una casa de acogida a mujeres que tienen dificultades para ser madres. Llevamos ya doce años y sus frutos son las vidas que han visto la luz. A nuestra casa vienen mujeres que quieren abortar. No les sirve que les den unos pañales, necesitan ayuda de verdad. Desde Ainkaren les facilitamos un hogar, les ayudamos con su embarazo, etc. Aquí tienen todas sus necesidades cubiertas.

Este viernes Ainkaren celebra un acto muy especial ¿de que se trata?

Organizamos una cena en homenaje y recordatorio de los niños nacidos y los que no han nacido. Con este tipo de actos se pretende concienciar a la gente, además de pasar un rato agradable donde se sortean regalos para recaudar fondos. Este homenaje-cena tendrá lugar en el Restaurante Guetaría a las 20:30 horas, para todo aquel que quiera asistir y colaborar, puede ponerse en contacto con Ainkaren.

Como fundadora y pieza fundamental de Ainkaren ¿Qué supone trabajar día a día para los demás?

Un día en Ainkaren es como cualquier día en una familia común pero con 22 mamás y unos cuantos bebés. Se trabaja con ellas desde la comprensión y con mucho amor, que es fundamental. Trabajar en Ainkaren es duro, porque a veces las historias que nos traen algunas chicas son difíciles. Pero sabes que estás ayudando a personas que lo necesitan, estás salvando vidas y eso te aporta mucho.

¿Cómo es el perfil de las chicas que acuden a la casa de acogida?

Suelen ser chicas que no tienen estudios, que su familia no les apoya en el embarazo o que ni siquiera tienen familia y eso es muy duro. Los padres de sus hijos se desentienden en el momento del embarazo. Muchas chicas de las que vienen son maltratadas, pero en Ainkaren tenemos un respeto total hacia su vida. Aunque no es fácil que se acostumbren a la disciplina que la casa cuna les requiere.

¿Cómo ve que se celebre un congreso tan relevante como Provida en Zaragoza?

Me parece excelente. Una gran altura de ponencias, la asistencia y colaboración de las personas estuvo muy bien. Sobre todo me gustó la ponencia del presidente de la ONG "El Portal de Belén" de Argentina. Me sentí reflejada, porque era un caso muy similar a nuestra Casa Cuna, con ideas muy parecidas. El amor es posible y el amor lo consigue todo.

¿Qué opinión le merece el nuevo proyecto de ley a favor del aborto?

Sólo hay que mirar la Constitución. El derecho a la vida es un derecho fundamental que debe ser respetado. El proyecto de ley es contradictorio. Hay que ayudar a los niños a nacer, ayudarles a vivir. La naturaleza es muy sabia y hay que dejarla seguir su curso. Hay muchos casos de chicas que han muerto en una clínica abortiva, es un negocio. Además esta nueva ley despiadada abandona a la madre embarazada y la deja sola con sus problemas, ofreciéndoles tan solo un quirófano para acabar con una vida.

Casa Cuna Ainkaren: Calle FRAY JULIAN GARAS,1, Zaragoza 50006 TEL y FAX 976387286.