miércoles, 17 de junio de 2009

Yesa al fin, pero al ralentí. Como no puede ser de otra manera con el recrecimiento paralizado

 
 
Cruz: "A estas alturas, beber sólo un 50 % del agua de Yesa no es un logro, sino un despropósito"
 
 
 
El Portavoz Adjunto del PP considera que "es inaceptable que Belloch se felicite por firmar un convenio que retrasa hasta 2015 el suministro de agua de calidad a Zaragoza"
 
Cree que "el alcalde se conforma con muy poco y demuestra que el día a día de la ciudad y el bienestar de los zaragozanos no se encuentran entre sus prioridades"
 
 
   17, Junio 2009.- El Portavoz Adjunto del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José Manuel Cruz, ha asegurado esta tarde que "resulta inaceptable" que el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, se felicite por haber firmado un convenio que lo que hace realmente es "retrasar hasta el año 2015 el suministro de agua de calidad a los hogares de Zaragoza". Según Cruz, que los zaragozanos beban un 50 % de agua de Yesa "a estas alturas, no es un logro, sino la evidencia de que la gestión realizada por el PSOE del proyecto de abastecimiento con agua de calidad del Pirineo a Zaragoza y a los municipios de su entorno ha sido un auténtico despropósito".
 
   José Manuel Cruz ha recordado que la infraestructura para traer el agua desde Yesa hasta la capital aragonesa está finalizada desde hace mucho tiempo sin que el Ministerio de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de Zaragoza hayan hecho nada por ponerla en funcionamiento. En este sentido, ha explicado que el agua del Pirineo puede llegar hasta los depósitos de Zaragoza desde 2005-2006 y, sin embargo, no se ha planteado esta posibilidad hasta ahora. Por eso, se ha preguntado "¿qué pretende con este anuncio el alcalde Belloch? ¿ocultar los retrasos que acumulan el proyecto de abastecimiento y el recrecimiento de Yesa? ¿a quién quiere engañar? ¿cómo puede dar por bueno que la ciudad tenga que pagar casi 2 millones de euros anuales por seguir bebiendo una agua que no será de la máxima calidad?".
 
   Según los populares, "el alcalde parece conformarse con muy poco y vuelve a demostrar que el día a día de la ciudad y mejorar la calidad de vida de los zaragozanos no están desde hace tiempo dentro de sus prioridades".