martes, 12 de mayo de 2009

El Bus por la Vida en Zaragoza

El paso del bus DAV en Zaragoza no ha dejado indiferente a nadie. Llegó el jueves 6 de mayo  con retraso ya que tuvo que volver a Madrid a reponer material. Allí estábamos esperándole dos voluntarias para subir al autobús. Comenzamos dando vueltas por el centro y luego cruzamos el Ebro para ir al Actur, que es un barrio de Zaragoza donde suele haber mucha gente joven. Se nos ocurrió ir al Hospital Infantil. Hablamos con la jefa de turno que nos dio permiso para repartir regalos a los niños. A los médicos que había les regalamos abanicos y corazones anti-stress. Quedaron entusiasmados y les explicamos de qué iba nuestra plataforma. 

Hacia las ocho de la tarde, volvimos al Paraninfo. El Paraninfo es la Antigua Facultad de Medicina de Zaragoza. Está en el centro de la ciudad y por allí siempre pasa toda la gente. Fue una suerte poder estacionarnos allí los dos días porque nos pudo ver muchísima gente. Allí nos estaban esperando un grupo de voluntarios de DAV y otras personas que se habían enterado de la llegada del bus y que se acercaron a apoyarnos. Ese día repartimos poco material porque queríamos guardarlo para el día siguiente que era cuando iba a tener lugar la fiesta. Recogimos bastantes firmas. Fue sorprendente la cantidad de gente que se paraba para informarse. En Zaragoza está clarísimo. Es mayoría la gente joven que está por el Derecho a Vivir. Y somos mayoría porque no nos da ninguna vergüenza defender lo que defendemos. Estamos orgullosos de que se nos vea apoyar estas cosas. De todas formas, hay que agradecer a muchas personas mayores que estaban allí apoyándonos. 

La mañana siguiente fue el paseo por la ciudad. El bus DAV recorrió todas las calles y como no podía ser menos, era el centro de todas las miradas. Nuestro autobús ha reabierto el debate que mucha gente daba por terminado. Ha llegado con un mensaje nuevo, joven y optimista. 

Lo sorprendente llegó el jueves por la tarde. Después de dar unas cuantas vueltas más por la ciudad, volvimos a estacionarnos en el Paraninfo para comenzar la fiesta. Allí estaban unos policías que nos dijeron que iban a vigilar por si acaso se producía algún disturbio. Comenzaron a llegar familias y mucha gente joven. Pudieron coger camisetas de todos los tamaños, tazas, globos, pelotas y palas de playa, abanicos, corazones anti-stress, etc… La gente se quedaba impresionada de que lo regaláramos y muchos preguntaron la forma de poder colaborar con HazteOír. A los tres cuartos de hora se agotó todo el material correspondiente a Zaragoza. Muchísima gente se quedó con las ganas. Procuramos que toda la gente que se iba con algo de DAV dejase su firma en el manifiesto. Fue impresionante la cantidad de gente de toda clase y raza que firmó y que se interesó por participar más activamente en la plataforma.  

Lo mejor fue la imagen que dimos. La gente se quedaba impresionada de ver tantos jóvenes y tan entusiasmados. Fue conmovedor el comentario de una anciana que con los ojos a punto de llorar de emoción nos dijo: "Enhorabuena. Esto hace unos años era impensable y ahora ver chicos y chicas como vosotros… Sois la esperanza de la sociedad".  

Lo más divertido llegó al poco de formarse un gran grupo de gente. Se pusieron enfrente nuestro un grupo de unas 4 o 5 chicas a contra manifestarse. ¡Qué mala imagen dieron! Al ver eso seguro que más de uno se pasó a nuestro bando. Junto a ellas había un anciano un tanto violento. Ellas no hacían más que gritar algo que ya suena tan anticuado como lo de: "Nosotras parimos, nosotras decidimos". Comenzaron a grabar a los niños que iban con las camisetas de DAV y a hacer comentarios ofensivos contra muchos de los que pacíficamente estábamos allí, ejerciendo nuestro derecho. Nosotros procuramos ignorarles. A las pobres, llenas de rabieta, se las acabó llevando la policía. Su actitud fue intolerante y grosera. Después, se las vio discutir con la policía y pudimos comprobar que definitivamente, eran unas irrespetuosas.  

Sentimos deciros que ya no nos convencen vuestros argumentos. Se ha quedado un poco viejo vuestro mensaje. Nosotros apostamos por la vida, por el respeto a todas las personas, especialmente las más indefensas. Aunque os duela reconocerlo, los jóvenes de ahora sí apostamos por el Derecho a Vivir, que a parte de que nos resulta bastante más atractivo, no nos sentimos engañados. 

Gracias a todos los que invadisteis el centro de Zaragoza con vuestra alegría. El rojo, la alegría, el optimismo y la juventud era lo que nos caracterizaba. El autobús lo que nos respaldaba. Cientos de personas las que se acercaron para colaborar y miles de personas las que se están planteando la mentira del aborto.



Goretti Mora Díez

Comprometida con el Derecho a Vivir 

http://derechoavivir.org