jueves, 12 de marzo de 2009

La inflación continua en mínimos históricos en Aragón

 
La tasa anual de inflación se reduce en Aragón dos décimas, para situarse en el 0,8%
 
 
 

Según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa anual de inflación se situó en Aragón en el mes de febrero de 2009 en el 0,8%, dos décimas por debajo de la registrada el mes de enero. Por séptimo mes consecutivo se reduce la tasa anual de inflación, registrando un descenso acumulado desde julio del año pasado de 5,2 puntos. De este modo, la tasa anual de inflación de Aragón continúa su senda descendente, alcanzando el valor más bajo desde que se construye la serie del índice de precios al consumo en Aragón (enero de 1979).

 

En el conjunto de España, la tasa anual de inflación se redujo también una décima, para quedar situada en el 0,7%, el valor más bajo desde que en 1962 se comenzó a elaborar la serie, con las excepciones de los meses de enero de ese mismo año y de junio de 1969.

 

Esta fuerte desaceleración de la inflación, hasta valores mínimos históricos, está siendo común en la mayor parte de los países avanzados. Estos registros resultan lógicos en una situación de recesión de escala internacional y de fuerte reducción en los precios de las materias primas. En este sentido, y aunque son recurrentes las opiniones sobre el riesgo de entrar en deflación, dos aspectos permiten disipar hasta este momento tales impresiones para la economía española. En primer lugar, la caída del nivel de precios se debe en gran medida a la abrupta contracción en el precio de la energía, especialmente del petróleo, que hace un año alcanzaba máximos históricos. En segundo término, la inflación subyacente, que es aquella que excluye alimentos no elaborados y productos energéticos, aunque continúa su senda de desaceleración, sigue mostrando tasas positivas de crecimiento.

 

Respecto del mes de enero, los precios tanto en España como en Aragón no experimentaron ninguna variación. Por grupos de consumo, en nuestra Comunidad, tan sólo alimentos y bebidas no alcohólicas y vestido y calzado, reducen su precio respecto del mes anterior en un -0,7% y un -0,8%, respectivamente. Por otra parte, bebidas alcohólicas y tabaco experimentan la subida más significativa (1,2%), seguida de vivienda y otros (0,5% en ambos casos), mientras el resto de rúbricas experimentan subidas nulas o inferiores a cuatro décimas.

 

En términos interanuales, la desaceleración en la tasa de crecimiento de los precios viene explicada por la evolución negativa de los transportes, cuyos precios bajaron un 5,9%, vestido y calzado (-1,8%), ocio y cultura (-0,5%) y comunicaciones (-0,4%). En sentido contrario, destaca el crecimiento experimentado en los grupos de consumo de enseñanza, con un crecimiento en términos anuales de cinco puntos, vivienda (4,2%) y bebidas alcohólicas y tabaco y hoteles, cafés y restaurantes, con variaciones del 3,9% y 3,1%, respectivamente.

 

La inflación subyacente, aquella que excluye las variaciones en los precios de la energía y alimentos no elaborados,  también continúa su senda de desaceleración, a partir del máximo del 4,0% alcanzado en julio de 2008. En febrero, su tasa anual se situaba en Aragón en el 1,8%, cuatro décimas menos que en enero. Por su parte, en España, se reducía también cuatro décimas respecto del mes anterior, para situarse en una tasa anual del 1,6%. Con ello, la inflación subyacente continúa por encima de la general por cuarto mes consecutivo.

 

Por provincias, sólo Zaragoza, con una tasa anual del 1,1%, se sitúa por encima de la inflación media de la Comunidad Autónoma y de España. Tanto Teruel como Huesca se sitúan por debajo de la tasa de inflación media española. Teruel registra una tasa del 0,3%, mientras que en Huesca la caída de la inflación es incluso superior y presenta una tasa nula (0,0%) de variación anual del índice general de precios.

 

En la Zona Euro la inflación continúa en niveles moderados, aumentando una décima en el mes de febrero, para situarse en el 1,2%. Por segundo mes consecutivo, la economía aragonesa presenta un diferencial de precios favorable respecto al de nuestros socios europeos.

 

El Banco Central Europeo prevé que las tasas de inflación sigan descendiendo en los próximos meses, alcanzado niveles muy bajos a mediados de año, para subir en el segundo semestre como consecuencia de los fuertes efectos de base derivados de las bajadas de precios de las materias primas desde el verano pasado. Esto le proporciona todavía margen para recortar aún más los tipos de interés y debería propiciar descensos adicionales del euribor, que ya se encuentra en mínimos históricos (por debajo del 2%), circunstancia de la que se beneficiarían muchos hogares al aliviar su carga hipotecaria mensual.

 

Diciembre 2008

Noviembre 2008