martes, 24 de febrero de 2009

Los sitios de Zaragoza en la exposición de la Diputación de Zaragoza en el Palacio de Sástago y La Lonja.

 
 

La muestra, abierta hasta el 24 de mayo, recoge casi 400 piezas repartidas entre los dos escenarios dedicados, uno a la historia y sus protagonistas, y otro a la acción militar.

Vídeo

 

(19/02/09). Coincidiendo con la celebración del 200 aniversario de la Capitulación de Zaragoza ante las tropas francesas, que tuvo lugar el día 20 de febrero de 1809, se inaugura la exposición Los Sitios de Zaragoza, con la que culmina el programa expositivo con motivo del bicentenario de los Sitios. La exposición recuerda la historia de la ciudad durante aquellos meses de asedio, y a sus protagonistas −sin olvidar a los franceses−, además de rendir un cálido homenaje a los héroes locales, a través de su iconografía y de sus recuerdos.

La muestra se ha concebido en dos grandes bloques, repartidos en sendos edificios históricos. En el primer caso, en La Lonja, que tras la destrucción del Hospital General de Nuestra Señora de Gracia, el 3 de agosto de 1808 acogió a parte de los heridos y los enfermos que se encontraban en él, se traza, de una manera sintética, la historia de los dos Sitios y de sus protagonistas −particularmente del pueblo−. Todo ello a través de una serie de obras de arte que recogen los rostros y apariencias de los personajes que con su heroísmo protagonizaron la defensa de la ciudad y se mantuvieron fieles a sus ideales hasta el mismo momento de la Capitulación, además de una serie de documentos, sin olvidar los grandes ‘cuadros de historia’, la mayor parte de ellos de la segunda mitad del siglo XIX en los que se plasmaron esos momentos heroicos de la defensa de la ciudad y las acciones más singulares de sus héroes.

La exposición, en esta primera sede se articula en cuatro bloques. En primer lugar, 1808, muestra una serie de retratos de aquellos que ocupaban el poder en aquel momento además de aproximarnos a la ciudad de Zaragoza al inicio de los Sitios. Otros dos se ocupan de mostrar algunos aspectos de los dos sitios, exponiéndose aquí una serie de lienzos de tema histórico y retratos históricos que forman parte de las colecciones de la Diputación Provincial de Zaragoza y del Ayuntamiento de Zaragoza, además de, entre otros, los grandes lienzos de César Álvarez Dumont titulados Heroica defensa de la torre de San Agustín de Zaragoza en la guerra de la Independencia y Combate heroico en el púlpito de la Iglesia de San Agustín de Zaragoza en el segundo sitio en 1809, de 1884 y 1887. Por último, un cuarto ámbito, dedicado a la Capitulación, exponiéndose aquí, como pieza singular el documento original de la Capitulación de Zaragoza firmada entre el mariscal Lannes y Pedro María Ric el 20 de febrero de 1809, que se conserva en París, en los Archivos Nacionales. La salida de los zaragozanos al día siguiente, 21 de febrero de 1809, tal como se estipulaba en el primer punto de la Capitulación, aparece recogido en un impresionante lienzo, obra de Maurice Orange, pintado en 1893 y conservado en el Musée d´Art Thomas Henry, de Cherburgo.

El segundo marco de la exposición es el Palacio de Sástago de la Diputación Provincial de Zaragoza, edificio construido en el siglo XVI, que resultó gravemente afectado durante los Sitios. En este espacio se presta mayor atención a la acción militar, la presencia de esas fuerzas enfrentadas, francesas y españolas, que a lo largo de varios meses asediaron unos, y defendieron otros, una ciudad cuyo nombre, junto a los de sus más importantes héroes, se hizo muy famoso en toda Europa como sinónimo de heroicidad. Así están presentes una serie de militares franceses y españoles que participaron en los Sitios de Zaragoza, además de algunas escenas de distintos momentos en los que se pone de manifiesto la lucha por parte de los dos bandos: por un lado, la pretensión de los franceses en la toma de la ciudad y, por otro, el intento de las tropas españolas y de los zaragozanos en su defensa. Varias de las obras aquí expuestas proceden de distintos museos extranjeros, particularmente del Palacio de Versalles y del Museo del Ejército de Varsovia, además de las conservadas en el Museo Nacional del Prado y en distintas colecciones aragonesas y españolas.

Otras dos salas se dedican a La atención en el dolor y las Estrategias de la guerra, con algunos planos que nos aproximan a los distintos momentos de las batallas, además de una serie de uniformes de soldados, armas y escenas de la guerra. Se completa esta planta baja con la serie completa de los Desastres de la guerra, de Goya, pintor que vino a Zaragoza, llamado por el general Palafox en el mes de octubre de 1808, entre el primero y el segundo sitio, y la inclusión de un ejemplar de la Constitución de Cádiz de 1812. La Galería superior acoge la Memoria de los Sitios a través de una serie de objetos, como distintas medallas y condecoraciones y, singularmente, por una selección bibliográfica de lo mucho que, sobre los Sitios de Zaragoza, se publicó a lo largo del siglo XIX.

El catálogo de esta muestra recoge un conjunto de Estudios, a cargo de destacados especialistas, que analizan distintos aspectos de los Sitios, todos ellos de notable interés y la parte correspondiente al Catálogo con las fichas de las 388 piezas que son mostradas en la exposición, todas ellas reproducidas fotográficamente.