miércoles, 11 de febrero de 2009

CLUB NÁUTICO: El PP vuelve a pedir que se anule la licencia del Club Náutico después de que el equipo de gobierno haya reconocido que incumple el PGOU

 
 
El Concejal, Rafael de Miguel, denuncia que los metros cuadrados dedicados a hostelería superan a los de uso deportivo, por lo que "la licencia no se ajusta a derecho"
 
   11, febrero 2009. El Concejal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Rafael de Miguel, ha vuelto a pedir al equipo de gobierno que anule de forma inmediata la licencia concedida a la concesionaria del Club Náutico después de que el propio equipo de gobierno haya reconocido en una nota de prensa publicada en internet (http://www.zaragoza.es/ciudad/noticias/detalleM_Noticia?id=74247) que incumple el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), al existir más metros para usos hosteleros que para usos deportivos. De Miguel ha recordado que el Grupo Municipal Popular ya denunció esta situación en el mes de diciembre y "en aquel momento, Fernando Gimeno negó todas las acusaciones. Negó incluso que el Ayuntamiento hubiese concedido la licencia a la concesionaria, ¿cómo es posible entonces que vayan a comenzar los trabajos de acondicionamiento interior si no se ha entregado la licencia?".
 
   El edil popular considera que el alcalde Belloch, Fernando Gimeno y Jerónimo Blasco, principales responsables de la obra del Club Náutico y de su posterior adjudicación, "han perdido toda su credibilidad". En este sentido, han exigido al alcalde anule la licencia e impida que el Ayuntamiento de Zaragoza cometa una nueva irregularidad que vulnera una norma fundamental del consistorio zaragozano, su Plan General de Ordenación Urbana, que dice que "en el Club Náutico no puede haber más metros para restaurante que para usos deportivos".
 
"SE PRIMA UN INTERÉS PARTICULAR SOBRE EL GENERAL"
 
   Según Rafael de Miguel, "si el alcalde no anula la licencia, se demostrará que el interés público es secundario y que priman los intereses empresariales de la concesionaria y de la explotadora. Si no existe ese interés, estamos seguros de que Belloch y Gimeno reconocerán su error y anularán la licencia para ajustarla al Plan General y cumplir con la legalidad municipal". Los populares han insistido en que toda la operación para la reconstrucción del Club Náutico perjudica a los intereses de Zaragoza, ya que "supuso una inversión de más de 12 millones de euros (9'5 del edificio y 2'5 del embarcadero) que, al final, rentabilizará un empresario de la hostelería vinculado al PSOE pagando un canon ridículo que no cubrirá la inversión total y obteniendo, en cambio, unos beneficios multimillonarios durante los próximos 40 años".