miércoles, 21 de enero de 2009

DIPUTACIÓN DE ZARAGOZA: REUNIÓN CON CONCEJALES Y TÉCNICOS MUNICIPALES PARA FACILITAR LA ADMINISTRACIÓN ELECTRÓNICA

 

El vicepresidente segundo mantiene el primer encuentro con concejales y técnicos informáticos de municipios de más de 5.000 habitantes.

 
20/01/09). Uno de los objetivos prioritarios de la Diputación Provincial de Zaragoza es establecer una comunicación fluida y eficaz entre los ayuntamientos y la Diputación para facilitar la implantación de los servicios que requiere la sociedad de la información en la Administración Local.  Para ello se ha convocado una reunión con los ayuntamientos mayores de 5.000 habitantes de la provincia para explicar los pasos realizados desde esta Institución en relación a las obligaciones que se establecen en la Ley 11/2007 de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos.
 

La Diputación está realizando una gran inversión, y través del proyecto Zaragoza Administración Electrónica Provincial que está elaborando, apuesta por una modernización de la organización y que la solución adoptada sea válida para implantar en los ayuntamientos que lo requieran, de esta forma estos últimos obtendrán un ahorro en su inversión.

Desde el departamento de Nuevas Tecnologías de la Diputación se ofrece a los ayuntamientos que lo soliciten hasta 87 procedimientos administrativos adecuados jurídicamente, listos para su utilización o para ser adaptados a cada institución; licencias de uso de los sistemas de información disponibles en la Diputación; infraestructura de sistemas; módulo de firma electrónica; y asesoramiento para que cada ayuntamiento los integre y adecue a sus necesidades.

El vicepresidente segundo de la Diputación de Zaragoza, Juan Antonio Sánchez Quero, después de la presentación de los servicios, convocará a todos los Ayuntamientos, mayores de 5.000 habitantes, a nuevas reuniones de carácter más técnico, con una periodicidad mensual, de forma que sirvan de foro de intercambio de ideas entre estas Instituciones.

El objetivo final es llegar al ciudadano con una administración más ágil, más eficiente y mejor dotada de recursos, y que todo esto se realice con las medidas adecuadas de seguridad jurídica, garantía de servicio y economía de medios.  La oportunidad que ofrece la aplicación de la nueva Ley 11/2007 para modernizar y democratizar las instituciones debe de ser aprovechada por todos.