jueves, 18 de diciembre de 2008

El PP exige a Belloch que anule la concesión administrativa del Club Náutico por entender que resulta perjudicial para los intereses de Zaragoza

Buesa denuncia que la ciudad pagará 9’1 millones de euros por construir un restaurante y sólo recibirá 1’8 millones en concepto de canon de explotación. El hostelero obtendría un beneficio de unos 65 millones durante 40 años de concesión


18 dic. ’08.- El Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Domingo Buesa, ha exigido al alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, que anule de forma inmediata la concesión administrativa municipal sobre el restaurante y la zona deportiva del nuevo edificio del Náutico que se ha construido junto al río Ebro. Consideran los populares que las condiciones que contempla el pliego de condiciones de dicha concesión son lesivas para los intereses de Zaragoza, ya que el Ayuntamiento construye el edificio por valor de 9’1 millones de euros (más de 1500 millones de pesetas) y únicamente recibe a cambio un canon inicial de 1’3 millones y un canon anual que paga el adjudicatario de 12.000 euros (2 millones de las antiguas pesetas). Buesa ha explicado que es completamente intolerable que “la ciudad invierta 9’1 millones en la construcción de un restaurante y de unas instalaciones para solamente recuperar 1’8 millones en los próximos 40 años”.

En este sentido, los populares han denunciado que estas cifras resultan más preocupantes todavía si se tienen en cuenta los beneficios millonarios que prevé obtener el hostelero que explotará el restaurante, “una empresa de hostelería en la que, curiosamente, figura como apoderado un exdirigente socialista del Casco Histórico”. Según el plan de negocio de “Domingo y Rubio Asociados S.L.”, el primer año de explotación tendrá un beneficio de 1’4 millones de euros. El segundo año, 1’4 millones. El tercer año, 1’6 millones. Y el cuatro año, 1’8 millones de euros de beneficio después de impuestos. Eso significa que, a lo largo de los 40 años de concesión, “Domingo y Rubio Asociados” sumaría un beneficio neto estimado de más de 65 millones de euros (11.000 millones de las antiguas pesetas). Domingo Buesa ha explicado que “65 millones de euros es lo mismo que cuesta el edificio del seminario o la mitad del dinero que va a recibir Zaragoza del Fondo de Inversión Local o más de lo que costó construir el Puente del Tercer Milenio o el coste del Pabellón Puente”. El Portavoz popular ha indicado que “¿No son esas unas condiciones lesivas para los intereses de Zaragoza? ¿Por qué no se planteó, como en el resto de concesiones, un contrato que permitiese recuperar la inversión e incluso obtener unos beneficios para el Ayuntamiento?”.

En este sentido, los populares han denunciado que la concesión administrativa sobre el restaurante y el centro deportivo no se ajustaría a lo que establecen las ordenanzas municipales. De hecho, Buesa ha señalado que si el consistorio cobrase un canon conforme a las fórmulas que establecen las ordenanzas municipales, la adjudicataria tendría que abonar anualmente entorno a 225.000 euros y no los 12.000 euros que figuran en el contrato. “De esta forma, sí se amortizaría la inversión inicial de 9’1 millones durante los 40 años de concesión”.

Por eso, Domingo Buesa ha insistido en la necesidad de anular de inmediato esta concesión administrativa y volver a sacarla a concurso con otras condiciones que no perjudiquen los intereses del Ayuntamiento de Zaragoza, estableciendo un canon que permita obtener beneficios a la empresa de hostelería, pero que suponga igualmente la recuperación por parte del Ayuntamiento de la inversión inicial y que también reporte beneficios a la ciudad.