jueves, 4 de diciembre de 2008

El encendido de luces y la inauguración del Belén marcan el inicio de la Navidad en Zaragoza

El tradicional acto ha estado amenizado por las corales ASSAI y Corazonistas.

El Alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, junto a la Consejera de Cultura y Educación, Pilar Alcober, y el Consejero de Infraestructuras, Antonio Becerril, han asistido hoy al encendido de las luces navideñas, que ha tenido lugar en la confluencia de la calle Alfonso con la Plaza del Pilar, y a la inauguración del Belén de la Plaza del Pilar. El tradicional acto ha estado amenizado por los cánticos de las corales ASSAI y Corazonistas
.
Villancicos

Un total de 56 personas, miembros de las dos corales, han entonado villancicos bajo la dirección de Susana Cabrero Rodríguez. "En la más fría noche", "What child is this?", "Benicat vobis", "Adeste Fideles", "A la medianoche", "Canticorum iubilo", "¡Oh, que precioso niño!", "Tollite ostias", "Rin-rin", "Noche de paz", "Ave María" y "Chiquirriquitín" han sido las canciones navideñas que han sonado a lo largo del recorrido inaugural del Belén.

Diseño del Nacimiento

El Belén, que se instalará frente a la fachada del Pilar, cuenta con una superficie total de 2.400 metros cuadrados. La entrada al itinerario se realiza a través de una portada que simula un castillo amurallado. Las figuras y construcciones ya habituales del Belén, entre las que se encuentran las escenas más populares, como el Portal con la imagen del Niño Jesús, la Virgen María y San José, el Palacio de Herodes, el Zoco de Mercaderes, el Anuncio a los Pastores o oficios y construcciones tradicionales, han sido retocadas y pintadas. De esa forma, se reparan los pequeños daños sufridos durante la pasada edición, ya que siempre hay pequeños desperfectos provocados por estar estos elementos expuestos a la intemperie durante más de un mes.

Vegetación

Respecto a la vegetación que adorna el Belén, este año consta de trece washingtonias (palmeras) de alrededor de cinco metros de altura, la mayoría de las cuales se encuentran en el comienzo del itinerario marcado para el público. Además, a mitad del recorrido, donde el pasado año había laureles, se ha instalado un bosque de bétulas. La vegetación que adorna el Belén se completa con varias encinas, cedros, aligustres, cuatro olivos, cipreses y un olmo. Además, en la zona dedicada a huerto agrícola se ha acondicionado una parte para el cultivo del maíz. El resto estará ocupado por diversas hortalizas -principalmente coles-.

El Belén se podrá visitar hasta el próximo 7 de enero en horario de 11.00 a 14.00 horas y de 16.00 a 21.00 horas. En pasadas ediciones, alrededor de 350.000 personas visitaron este espacio que se ha convertido en cita obligada de los zaragozanos en la época navideña y en referencia para especialistas en esta materia de otras Comunidades Autónomas.