jueves, 27 de noviembre de 2008

Se acabaron las buenas relaciones Belloch y Buesa en Zaragoza.

DEBATE DE LA CIUDAD


Buesa: “Un alcalde que se llame democrático nunca despreciaría las decisiones del Pleno como lo ha hecho Juan Alberto Belloch”

El Portavoz del PP en el Ayuntamiento lamenta la actitud “autoritaria y despótica” del alcalde, que “demuestra que sólo le interesa gobernar al margen del pleno y sin ningún control”


27 nov. ’08.- El Portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, Domingo Buesa, ha calificado de actitud del alcalde Belloch de “autoritaria y despótica”, ya que “es intolerable que, sin haber pasado un día del Debate del Estado de la Ciudad, asegure que no piensa respetar los mandatos del Pleno. ¿Para qué quiere entonces el Pleno? ¿Para qué hacemos un debate si el alcalde sólo acata las decisiones políticas que a él le interesan? ¿Qué validez tienen los acuerdos plenarios?”. En este sentido, Domingo Buesa ha lamentado que “Belloch ha perdido las formas completamente y es evidente que está fuera de lugar, superado por unas circunstancias a las que no puede hacer frente. No es comprensible una actitud como la que hoy hemos visto en un alcalde que ha sido elegido democráticamente”.

De la misma forma, Buesa ha señalado que “un alcalde que se quiera llamarse democrático nunca despreciaría las decisiones tomadas mayoritariamente en el pleno como lo ha hecho Juan Alberto Belloch. Creíamos que teníamos un alcalde, pero hoy hemos comprobado que Belloch no está a la altura del cargo con declaraciones autoritarias como la que hemos oído esta mañana”. El Portavoz del PP en el Ayuntamiento zaragozano ha exigido por ello una rectificación inmediata de las palabras de Belloch, que “seguramente estaba poseído por algún espíritu predemocrático que le ha obligado a decir algo que nunca debería haber dicho”. Del mismo modo, le ha recordado a Belloch que la justicia ya le ha condenado en una ocasión por vulnerar los derechos democráticos de los concejales del Ayuntamiento de Zaragoza.



Buesa ha concluido señalando que “las palabras de Belloch son la evidencia de que no le interesan los problemas de la gente. Alguien que dice que seguirá adelante con sus ambiciones internacionales pese a un mandato del pleno, evidencia que está utilizando a Zaragoza y a los zaragozanos para su proyección personal, para poder seguir organizando fastos en los que él sea el protagonista, al margen de todos los problemas que están diariamente en la calle y que sufren decenas de miles de familias”.