jueves, 13 de noviembre de 2008

El Ayuntamiento de Zaragoza entrega las llaves de 38 viviendas adaptadas en el barrio Oliver

El teniente de alcalde Antonio Becerril ha remarcado la actuación del Ayuntamiento en este tipo de viviendas adaptadas a personas de movilidad reducida, en las que se han invertido más de 3 millones de euros.
El Teniente de Alcalde y Vicepresidente de Zaragoza Vivienda, Antonio Becerril, ha entregado hoy jueves, día 13 de noviembre, las llaves a los arrendatarios de los 38 apartamentos adaptados que la Sociedad Municipal Zaragoza Vivienda ha realizado en el barrio Oliver.

En esta obra el Ayuntamiento de Zaragoza ha invertido algo más de 3 millones de euros, y responde al modelo de vivienda pequeña con servicios comunes que se pretende extender a los distintos barrios de la ciudad.

El alquiler que abonarán los inquilinos de estos apartamentos oscila entre 160 y 180 euros mensuales, según los actuales precios en vigor para viviendas protegidas. Sobre este precio Zaragoza Vivienda podrá realizar una reducción de su importe, en función de las características socioeconómicas de la unidad familiar.

El acceso a estas viviendas se realiza, al enmarcarse dentro del programa PIBO (Plan Integral del Barrio Oliver), mediante consenso entre diferentes agentes con presencia en el barrio, y siempre de acuerdo con la ley 24 /2003 del Gobierno de Aragón de medidas urgentes de política de vivienda protegida y los decretos que la desarrollan.

El vicepresidente de Zaragoza Vivienda, Antonio Becerril, ha resaltado que "esta actuación responde a una tipología de vivienda pequeña que resulta ser la más demandada por la población solicitante de vivienda de bajo alquiler, ya que, según los datos de que dispone Zaragoza Vivienda, el 61% de los demandantes de pisos en los últimos procesos de solicitudes corresponden a unidades familiares de uno o dos miembros, para los que este tipo de viviendas resultan los más adecuados". Por otra parte, sus características de vivienda adaptada a personas de movilidad reducida y con servicios comunes también contribuirán a satisfacer las necesidades de alojamiento de este colectivo de especial protección social.

El edificio de las viviendas ocupa un solar de 2.065,89 m2, y dispone de planta sótano con aparcamientos, planta baja y 3 plantas alzadas, en las que se encuentran los 38 apartamentos, con una superficie media de 40 metros cuadrados, acondicionados para su uso por personas de movilidad reducida y distribuidos en salón-estar- cocina, baño y un dormitorio.
Zona para servicios comunes

El edificio dispone, además, de una amplia zona de servicios destinada a centro comunitario, situado en planta baja y semisótano, que ocupa una superficie construida total de 516 m2 en planta baja más 1.027 en planta sótano.

Esta zona de servicios alberga un comedor con office, la zona de estar y despachos profesionales en planta baja. La planta sótano cuenta con una sala de rehabilitación y gimnasio, un servicio de duchas y lavandería, la zona de almacenamiento y los servicios comunes del edificio.

Este equipamiento social permitirá apoyar a los residentes de estas viviendas que lo necesiten, ampliando su capacidad de vivir autónomamente en el domicilio más tiempo y con mayor calidad de vida. Además, se pretende extender sus servicios al resto de población del barrio Oliver que pueda beneficiarse de ello.

El programa definitivo para el funcionamiento del centro lo está definiendo Zaragoza Vivienda a través del convenio de colaboración que mantiene con la Fundación Adunare.

El Ayuntamiento de Zaragoza apuesta por extender este modelo de viviendas con servicios comunes abiertos al barrio a las principales zonas de la ciudad. En esta línea de actuación, se encuentra en avanzado estado de redacción el proyecto de 78 apartamentos y centro comunitario en el barrio de Las Fuentes, y se están estudiando posibles ubicaciones para este tipo de equipamiento social en los principales distritos.