miércoles, 29 de octubre de 2008

Zaragoza: propuestas populares para paliar el problema del botellón.


ORDENANZA DEL BOTELLÓN: Moreno presenta al gobierno la propuesta de ordenanza del PP para comenzar a trabajar en “la solución definitiva al botellón”


El Portavoz Adjunto incide especialmente en la obligación del Ayuntamiento de Zaragoza de proteger a los menores, los espacios públicos y el derecho al descanso de los vecinos

Considera que “ya es hora de que el equipo de gobierno deje de mirar hacia otro lado y afronte los problemas reales que padecen miles de vecinos de Zaragoza”


29 oct. ’08.- El Portavoz Adjunto del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zaragoza, José María Moreno, ha presentado esta mañana al equipo de gobierno la propuesta del Grupo Municipal Popular para comenzar a trabajar una ordenanza que regule el botellón. El documento se fundamenta en la necesidad de salvaguardar los espacios públicos de la ciudad (plazas, parques y riberas) de todos los problemas higiénico-sanitarios y de seguridad que ocasiona este fenómeno en muchas zonas de Zaragoza, así como todas las molestias que sufren miles de vecinos todos los fines de semana. Igualmente, Moreno ha incidido de forma especial en “la obligación que tienen las instituciones públicas de proteger a los menores, que la mayor parte de las veces son los protagonistas de este tipo de concentraciones en torno al alcohol”.

El edil popular ha explicado que esta ordenanza no es ninguna novedad en España, ya que muchas ciudades ya han regulado el botellón con muy buenos resultados, como ha sucedido con la ciudad de Bilbao. Moreno considera que “debemos tomar como referencia otras normativas, pero incidiendo especialmente en el papel de control de la Policía Local. Para frenar el aumento de este fenómeno, es imprescindible el papel que deben jugar los agentes, que tendrán que sancionar, pero también corregir y disuadir. Esta ordenanza les daría los instrumentos que necesitan para combatir este problema”. En este sentido, la propuesta del PP plantea intensificar la presencia de la Policía en los espacios públicos donde se celebran botellones y señala la necesidad de intensificar el control sobre los espacios de alimentación donde se venden bebidas alcohólicas, con mayor atención en las que tienen horarios ininterrumpidos.

INFRACCIONES, SANCIONES Y RESPONSABILIDADES

El Portavoz Adjunto popular ha indicado que “para que esta ordenanza funcione, es necesario concienciar a las personas que realizan esta práctica de que sus actitudes quiebran el respeto a los demás y, por tanto, puede ser sancionado severamente”. José María Moreno ha detallado que la propuesta contempla que las infracciones sean leves, graves y muy graves, pudiendo ascender la sanción hasta 1.500 euros. “Los padres también tienen una responsabilidad sobre sus hijos y serán informados inmediatamente de las infracciones de los menores, así como se harán cargo subsidiariamente de las saciones económicas que se les impongan”, señala.

También se establecen fórmulas para que, en el caso de que no haya reincidencia, se pueda exonerar del pago al infractor a cambio de realizar algún trabajo social en beneficio de la comunidad, trabajos que preferentemente, se realizarán en el entorno en que se cometió la infracción. “Creemos que es fundamental incidir en el aspecto educativo, sobre todo entre los menores, para que se den cuenta de que el botellón realmente se trata de una actividad egoísta que genera molestias a los vecinos y ensucia los espacios públicos, y que puede acarrear problemas de salud”, señala Moreno.

Además, la integridad del dinero recaudado por las sanciones, se destinará a la realización de cursos formativos. Si el infractor lo desea, podrá ser exonerado de la multa asistiendo a estos cursos.

“ES UN COMPROMISO DEL ALCALDE BELLOCH”

Por último, Moreno ha recordado que el equipo de gobierno adquirió un compromiso para regular el fenómeno del botellón después de la Expo. Por eso, el Concejal popular ha exigido “que cumpla con lo prometido” y que la Comisión de Presidencia comience a trabajar “desde el consenso y la responsabilidad que todos tenemos con los zaragozanos”. Moreno ha insistido en que “la Ordenanza del Botellón debería tramitarse con la misma celeridad con la que se impulsó la nueva Ordenanza de Protección de Espacios Urbanos, ya que se trata de una cuestión social ampliamente demandada por los vecinos de Zaragoza”.