domingo, 28 de septiembre de 2008

El Instituto Aragonés de la Juventud pone en marcha un punto de encuentro para jóvenes extranjeros recién llegados a la comunidad autónoma

Este espacio busca prevenir situaciones de exclusión y ofrece información, orientación, mediación y actividades, entre otros servicios


El Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) ha puesto en marcha un nuevo punto de encuentro dirigido a jóvenes de entre 11 y 19 años de origen extranjero que acaban de llegar a la comunidad autónoma. Su objetivo es prevenir, desde el principio, situaciones de exclusión social. De esta forma, se conforma como un servicio de información y orientación, pero también como un espacio de intercambio, convivencia y solidaridad con un programa de actividades socioculturales.



Este proyecto -que se desarrolla en la calle San Lorenzo, 9, y que está gestionado por la Fundación San Jorge- también busca favorecer la dinamización y educación de estos jóvenes en su tiempo libre.

Para ello, todos los lunes, miércoles y jueves, entre las 17 y 20 horas, pueden acercarse hasta el punto de encuentro para solicitar información, reunirse, plantear iniciativas y participar en distintas actividades. Así, los domingos por la mañana tienen previsto realizar tours en bicicleta por Zaragoza, para visitar y descubrir los puntos históricos y culturales de la ciudad. El programa de inmersión lingüística por la ciudad, que se realizará los sábados por la mañana, incluye un curso de iniciación a los códigos básicos del castellano y lenguaje cotidiano útil como herramienta para moverse por la ciudad. También se han programado excursiones al Pirineo para practicar senderismo, además de conocer el patrimonio natural de Aragón.



Esta iniciativa se enmarca en el convenio de colaboración entre el Ministerio de Trabajo e Inmigración y el Departamento de Servicios Sociales del Gobierno de Aragón en el Marco de Cooperación para la Gestión del Fondo de Apoyo a la Acogida y la Integración de Inmigrantes y al refuerzo educativo



Según datos del Instituto Aragonés de Estadística, el pasado año se matricularon 1.281 nuevos alumnos de origen extranjero en los centros de educación secundaria y estudios profesionales de la comunidad autónoma. A su llegada, estos jóvenes tienen que readaptarse a un nuevo contexto con todo lo que esto conlleva. El nuevo espacio de encuentro pretende dar respuesta a la necesidad de apoyo social, educativo y orientador de esos jóvenes y adolescentes en vistas a crear mecanismos de inclusión social efectivos.