lunes, 4 de agosto de 2008

El recibo del agua y el ahorro

4.8.2008.

 


Por: Federico Rodríguez

Belloch nos ha prometido ya que como fruto de la Expo 2008 del agua nos subirá el recibo del agua para incentivar el ahorro... ¿o para que le paguemos las deudas de la Expo?

www.aragonliberal.es


El recibo del agua y el ahorro

 

Belloch nos ha prometido ya que como fruto de la Expo 2008 del agua nos subirá el recibo del agua para incentivar el ahorro... ¿o para que le paguemos las deudas de la Expo?

Nos hace ahora partícipes de una responsabilidad municipal de primer grado, sin haber renovado las tuberías obsoletas, primer grupo de pérdidas importantes de la red municipal. Y sin haber implementado en los parques, en todos los parques, el riego con agua de pozo para diferenciar el agua de calidad de la red.

Pero es que también ha implementado, lo que es bueno, con la Expo, una nueva zona de parques y jardines que consume agua como muchos de nosotros. Una sola hectárea de parque puede necesitar 6000 m3 de agua al año.

Está bien que nos pida ahorrar, pero esa subida no será la única anunciada. ¿Cuando venga el agua de Yesa, agua de calidad, habrá que pagar a dos suministradores: Canal Imperial y Canal de Bardenas. Más obras, más tarifas. Y, ahora, además más penalizaciones para "ahorrar", pero nos cobra lo que va a gastar de más nuestro ayuntamiento acusándonos de derrochadores. Nos cobra creandonos una mala conciencia.

Por cierto, Zaragoza, en campañas de ahorro y mejora de la red ya pasó de los 110 hm3 a los 90 hm3 anuales de consumo. Pero crecemos y ponemos parques.

Estoy de acuerdo en que me aumenten la tarifa con la condición de que me lo ahorre en electrodomésticos, en que me llegue agua del Aragón. Pero por qué no penaliza a la Confederación del Ebro que va tan lenta, "pisando huevos" en establecer las condiciones del llenado de La Loteta.

Zaragozanos, 100 hm3 de agua, mejor dicho de botijo vacío, nos contemplan todos los días cuando vamos por la Autopista de Logroño.

Ineficaces, pero con la cara suficiente para trasladarnos, a nosotros, su mala conciencia.

frid