lunes, 14 de enero de 2008

Silencian las peticiones de las Asociaciones de Funcionarios en Aragón.

14.1.2008. Aragón Liberal

Los acuerdos de las Cortes de Aragón: que se silencie las peticiones de las Asociaciones de Funcionarios.


El dedo de nombrar en alquiler para políticos.


Sin trámite reglamentario las peticiones de la Asociación para la Defensa de la Función Pública en Aragón son papel mojado.


Dice el blog de la Asociación de la Función Pública





Zaragoza, 10 de enero de 2008. La Mesa de las Cortes de Aragón ha acordado, en decisiones adoptadas los pasados meses de noviembre y diciembre, acusar recibo y archivar, sin dar trámite alguno a las mismas, cinco peticiones formuladas a la Cámara por la Asociación para la Defensa de la Función Pública Aragonesa, en ejercicio del derecho de petición regulado en el artículo 62 del Reglamento de las Cortes de Aragón.

Dichas peticiones se referían a las siguientes cuestiones: a) control de la regularidad del nombramiento de D. José Angel Biel Rivera como Vicepresidente del Gobierno de Aragón; b) establecimiento de criterios de competencia profesional en los nombramientos de los cargos directivos de la Administración autonómica, en particular los Secretarios Generales Técnicos y los Directores Generales; c) publicidad de los nombramientos de personal eventual del Gobierno de Aragón y sometimiento de dicho personal a la normativa básica aplicable a todas las categorías de empleados públicos, en especial en lo referido al régimen de dedicación exigible; d) aprobación de un Código de Buen Gobierno y adopción de una estrategia de actuación en materia de ética pública para el conjunto de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón; y e) aprobación de una ley que regule los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno de Aragón y de los Altos Cargos de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón.

 

(...)

 

Y concluyen: El proceder de la Mesa de las Cortes constituye, a juicio de esta Asociación, una vulneración del derecho de petición, reconocido como derecho fundamental en el artículo 29 de la Constitución, del cual el derecho de petición a las Cortes de Aragón constituye una especialidad en cuanto a su ejercicio (...)

 


 

Es una petición clara de transparencia en los nombramientos y en las reglas de juego de la función pública y de los cargos públicos. Hay mucha oscuridad y mucha discrecionalidad.

 

Y al menos si bien el algunas de las preguntas la respuesta podría no se a gusto de los solicitantes: el "dedo" es el dedo, al menos quedaría patente que hay discrecionalidad en muchos nombramientos y se sabría quien es quien en cada nombramiento.

 

frid